Tratamiento quirúrgico de tumores, lunares y cicatrices

La cara es una zona afectada frecuentemente por patología tumoral, ya sea benigna como los quistes, nevus (lunares) congénitos o adquiridos, manchas o lesiones producidas por la exposición a los rayos solares, UVA etc., o por lesiones malignas que pueden precisar de tratamiento quirúrgico especializado. De igual forma, las secuelas producidas por accidentes es probable que puedan mejorase mediante técnicas de cirugía plástica reparadora.