Lipoestructura o liposucción

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, incluyendo el cuello, los brazos, región dorsal, el abdomen, las nalgas, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos, para conseguir una mejor armonía del contorno corporal.

No es una técnica para el tratamiento de la obesidad, para conseguir y mantener un buen resultado, deberá someterse a una alimentación sana y practicar ejercicio físico. La liposucción elimina la grasa acumulada en localizaciones que no responden de forma significativa ni a la dieta ni al ejercicio, consiguiendo un contorno corporal proporcionado y con una permanencia prolongada en el tiempo.